Pechugas de pollo a la provenzal, cocinadas al vacio y con horno vapor




Hacía días que no publicaba ninguna receta con Elma, como he recibido unas bolsas con un nuevo tamaño, he aprovechado la ocasión para cocinar y para congelar.

Mi ultima receta con las bolsas fue un lomo de bacalao cocido en la misma bolsa con un resultado más que positivo.

Con esta receta he utilizado las nuevas bolsas, en paquetes de 50 unidades de 15X25 cm que me van de perlas para hacer este tipo de recetas.


Estas bolsas de 15x25 me van muy bien para raciones individuales, el tamaño es ideal, y con la receta de hoy os aconsejo el sistema de cocinado por como queda el pollo, y por la comodidad a la hora de congelar.

Mi hija este año come cada día en casa, puede venir porqué tiene la universidad al lado de casa pero el tiempo para comer es lo que tiene peor. Cuando llega ya tiene la mesa puesta y casi la comida en los platos.

El día que se que no voy a estar para hacerle la comida, estos paquete envasados al vacío y precocinados me van muy bien porque sólo tengo que sacarlos del congelador y pasarlos a la nevera.

El mismo día, se abren, se calienta una sartén con unas gotas de aceite y se acaban de sellar y dorar.

Las pechugas una vez acabadas, siguen igual de jugosas.

Ingredientes: 10 filetes de pechuga de pollo, aceite, sal, pimienta y hierbas provenzales. 2-3  bolsas de Elma, según las pechugas que queráis envasar por ración.
Pasta de cualquier tipo para acompañar, un poco de mantequilla y queso rallado.

Primero condimentamos las pechugas con todos los ingredientes, dejamos macerar unos 15 minutos. Ponemos en cada bolsa dos o tres filetes, según el tamaño.

Ponemos la bolsa en nuestra envasadora Elma, cerramos y apretamos el botón sacar aire y al momento nos quedará envasada y cerrada herméticamente, hacemos lo mismo con todas las bolsas.

Poner las bolsas en la bandeja del horno a vapor y cocer a 100ºC vapor durante 4 minutos. Dejar enfriar.




Poner en el congelador tantas bolsas como recetas con carnes o pescados queramos hacer.

En el congelador ocupan muy poco espacio, y con un rotulador podéis poner el nombre del plato y la fecha de cocinado.

Si no queréis cocinar las pechugas, las congeláis condimentadas, lo mismo se puede hacer con pescados y otras carnes.





IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.