Pan en Cocotte




Me encanta oír historias antiguas de mis antepasados, me las explica mi padre y mientras las escucho intento meterme en esas historias. Me pasa lo mismo con los libros, mientras los leo, me vuelvo "sorda y muda" y necesito el silencio propio de una biblioteca y en el único sitio que lo consigo es en mi habitación, cuando leo en la cama.

Volviendo a hace....no se cuantos años....mi padre, el que me explica sus historias, me habla mucho de mi abuela francesa, de su hermana, o sea mi tía abuela y a veces hasta de mi bisabuela.

Mi abuela y tía abuela, habían tenido de pequeñas un hotel en París, era un hotel pequeño, por lo visto mi tía era una gran repostera, y aunque la llegué a conocer nunca pude probar sus pasteles porque cuando la visitavamos en Niza, siempre comíamos fuera de casa.

De aquel hotel "he heredado" gracias a mi abuela, unos trapos de cocina de hilo que suelo utilizar para secar cristal o ultimante para el blog.

Si remontamos a las historias de mi bisabuela, mi padre pasaba temporadas en casa de sus abuelos. La mémé (abuelita) y el pépé (abuelito)vivían en un pueblecito que no puedo recordar de Francia, mi padre siempre recuerda a su abuela metida en la cocina haciendo pasteles y a su abuelo haciendo licor, os aseguro que aunque fueran unos minutos me trasladaría a esa época para ver in situ a esta entrañable pareja.

Mira como son las cosas, que mi padre dice recordar a la perfección la cocina, de madera, muy limpia y ordenada y que daba a un pequeño jardín. Tengo la sensación que nos hubiéramos llevado de maravilla bisabuela y bisnieta, todo el día cocinando, haciendo tartas, cogiendo verduras del huerto....haciendo pan...


Hace muy pocos días que tengo en mis manos la cocotte, la verdad la tenía en mente hace años, adoro la cocina lenta en estas ollas y sobre todo las recetas que empiezan en el fuego y acaban en el horno. Desde que la tengo la tengo explotada, los bizcochos van casi cada semana, y el pan aunque ya lo había hecho en otra cazuela, me apetecía ver como quedaba en esta y está claro que va de maravilla.



Pues con este pan de hoy con una historia de ayer, os dejo la receta, una receta de pan rápido amasado de "hoy" (Thermomix) y cocido en una olla de "ayer" (cocotte) que os animo ha que probéis. 
Es un pan de corteza crujiente y masa esponjosa y densa, vamos el que me gusta para mojar huevos fritos o salsas de los guisos.

Para la masa fermentada (Sólo utilizaremos 70gr) el resto se puede guardar en la nevera hasta una semana. El resto la he utilizado para otro pan.
Ingredientes: 250gr de harina de fuerza, 175gr de agua, 5gr de sal y media cucharadita de levadura seca. o fresca.
Mezclar todos los ingredientes hasta formar una masa lisa. Dejar reposar en la nevera toda la noche.

Al día siguiente dejar un rato a temperatura ambiente antes de hacer el pan.

Ingredientes para el pan:
70 gr de masa fermententada, 500gr de harina de fuerza, 25gr de levadura fresca de panadería, 240 gr de agua, 15 gr de aceite de oliva, 1/2 cucharadita de azúcar y 10 gr de sal.
Poner en el vaso el agua y calentar a 37ºC durante un minuto.
Añadir la levadura, la masa fermentada, harina, azúcar, sal y aceite y mezclaremos todo durante 7 segundos a velocidad 6.
Por último amasar durante 2 minutos a velocidad espiga.

Sacar la masa del vaso y amasar unos minutos hasta formar un bola. Hacer unos cortes con un cutter o cuchillo.
Engrasar un poco la cocotte y poner el pan, tapar.
Poner en el horno frío a 210ºC durante 40-45 minutos más o menos, a partir de los 40 empezar a mirar con cuidado de no quemaros al retirar la tapa. Si lo queréis un poco más dorado, dejar destapado unos minutos más.
Pasar a una rejilla y dejar enfriar.









IMPRIMIR RECETA

35 comentarios

  1. Hasta mi casita llega el rico olorcito a pan recien hecho.....

    ResponderEliminar
  2. Me parece que me cata ja masa fermentada, porque esa es la famosa masa madre no?? Aún no sé hacerla, porque si no te imitaba y estrenaba mis mini cocotes de Le creuset que tengo desde hace siglos y aún no he hecho nada con ellas :P que maravilla de abuelos!

    ResponderEliminar
  3. Que bonito te ha salido!! tiene muy buena pinta!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Te felicito Chez! pan en cocottte perfecto! y con respecto a las historias de tus antepasados, a Lola le pasa lo mismo, de hecho, sabe más de mi familia que yo, aunque la verdad es que cuando conecto con alguna historia de las que cuenta mi madre que sea menos de media hora (jejeje) me encantan!.

    Ciertamente lo que daríamos daríamos por trasladarnos a la cocina aquella de madera de tu bisabuela y observarles como trajinaban en ella verdad? :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Quin pa Sílvia! T'ha quedat espectacular, ja veig que li treus profit a la cocotte, molt ben fet, que són molt cares, jajaja!

    Una història molt maca de la teva família, per un moment jo mateix m'he traslladat anys enrere a aquesta casa de França...

    Petons!

    ResponderEliminar
  6. un pan asi en cocotte no lo he preparado nunca.te ha quedado con un aspecto brutal¡¡Bueno ya lo se,como el pan casero nada mejor.
    bss

    ResponderEliminar
  7. Impresionante pan. Me imagino la olor que sale de tu cocina... Bss.

    ResponderEliminar
  8. La hogaza que has conseguido en esta cocotte es de una belleza increible!!! vaya miga!!! Le estás sacando un tremendo partido a tu cocotte...Muchas veces pasa que lo que compramos por impulso y sin mucho pensar luego nos da tremendo juego...
    Muchas gracias por tu comentario de aprobación al cambio en mi blog. Me hace mucha ilusión!!!

    ResponderEliminar
  9. Que linda la historia.
    Casi os veo, en la cocina :)
    Justo antes-de-ayer me acordaba de tí, a colación de las masas madres y los prefermentos. Mi masa madre falleció. Aquí ando metida en una nueva. Ya te iré contando.

    Me tengo que hacer con una cazuela de esas, mi reino por ella. Fabuloso pan.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  10. Una pinta tremenda,me encanta como te ha salido, un besito!

    ResponderEliminar
  11. Genial,que pan mas precioso te ha quedado,una maravilla!!
    Saludos des de http://cuinanatura.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. En una paraula IMPRESIONANT!!
    Que tremolin els forners de Barcelona que Chez Silvia s'ha convertit en una super panarra!!
    Petonets guapa. MAR, de EQNME

    ResponderEliminar
  13. Qué delicia!!!! Me ha encantado cómo te ha quedado!
    Yo también he hecho alguna vez pan en cocotte (cuando estoy en casa) y la verdad es que sale realmente increíble!!!
    El tuyo se ve súper tierno por dentro y crujiente por fuera!
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Joo que pintaza Silvia!!! se ve delicioso y de cuna te viene esta afición cocinera
    Bss

    ResponderEliminar
  15. Que bonita la historia de tu familia,mi abuela tambien era cocinera pero en casa de una familia aristócrata de Madrid y gracias a ella me gusta mucho la cocina .
    Este pan es muy rico ,yo no tengo cocotte y lo hago en una olla con tapa el resultado es genial y en poco tiempo tenemos un pan muy rico.besinos

    ResponderEliminar
  16. Qué bonito leer esta historia, ten por seguro que de algún sitio te viene el gusto a cocinar, será de tu bisabuela? seguro que sí. Todo se lleva en los genes. El pan tiene una pinta estupenda, lo hago de vez en cuando y esta muy rico pero no tengo esa cazuela, la pondré en mi lista para los reyes magos,jeje. Besos

    ResponderEliminar
  17. Adoro fazer pão.
    Achei este fantástico,esta mesmo como eu gosto.
    Perfeito
    bj

    ResponderEliminar
  18. Es admirable como se apañaban de bien nuestras abuelas, sin tanto robot, ni tantos cachivaches como tenemos nostras , verdad? Jajaja jajaja claro que ellas no tenían un blog! ( nuestra excusa perfecta para comprarnos todo lo que se nos antoja :) ) . También me encantaría estar aunque fuese solo un ratito en esa cocina.
    Ojalá y viera tu bisabuela y bisabuelo esté pan, estarían superorgullosos de ti porque es espectacular¡
    Un bésalo

    ResponderEliminar
  19. Como esté tan bueno como bonito, debe estar exquisito!
    Me ha encantado la historia de tu bisa...
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  20. Que pedazo de pan mas rico, me quedo con tu receta.Besosss

    ResponderEliminar
  21. Qué mono y redondito ha quedado! Me tengo que animar a hacerlo algún día :P

    Bss
    *ConEspecias

    ResponderEliminar
  22. Impresionante pan Silvia! Vaya con la cocotte se la voy a tener que pedir a los reyes magos porque me estás poniendo los dientes largos jeje..
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Mira mi querida Silvia, ya tengo claro que voy a pedir estas Navidades, me tienes que regalar, el horno de vapor, la yogurtera, la panificadora y la cocotte, porque si no es que no se pueeede aguantar!! jajaja, es que te ha quedado divino y perfecto, y rico....me lo imagino.
    Besin y feliz miercoles.
    Ettore

    ResponderEliminar
  24. ¡Que bien queda! Yo hago uno muy parecido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Como le has sacado partido a la cocotte. Yo quiero hacerme con una aprovechando ese maravilloso descuento (lo diré alto a ver si los Reyes están atentos ) jeje. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  26. Te ha quedado precioso...muy bonito y además ese pan sale muy rico, yo lo hago todas las semanas varias veces, jejej, soy presentadora de tmx y a la gente le encanta...y eso que lo hago en la bolsa de asar, en mi casa lo voy a hacer en una cocotte mini heredada de mi suegra..a ver que tal...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  27. Qué bonita historia Silvia! Yo surlo hacer un pan similar pero en pyrex, porque aún no tengo la cocotte, me pasa como a ti, que le tengo nas ganas...a ver si un día de esos por fon le hago un hueco, merece la pena

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Boníssim, Sílvia! No hi ha res millor que un pa acabat de fer!

    ResponderEliminar
  29. Silvia, ayer ví tu receta en facebook y estaba esperando como loca a que llegara tu newsletter para poder leerla. Lo de la Thermomix es un puntazo. Mi cocotte es de Ikea, pero creo que servirá. Ahora ya no tengo excusa para no probarla.
    La historia de tu bisuabuela es preciosa. Debo de tener una mente totalmente deformada porque cuando estaba leyendo he comenzado a visualizar cacharros de cocina y moldes preciosos. ¡Qué pena que no hayáis podido coincidir! Un besazo grande.

    ResponderEliminar
  30. Hola. Una pregunta: una vez hecha la bola y antes de hornear, hay q dejar reposar? O no es necesario?
    Una pinta riquisima!

    ResponderEliminar
  31. Antes de hornear hay que dejar reposar o no es necesario? Una pinta ruquisima!!

    ResponderEliminar
  32. Qué pasada de pan, te ha quedado precioso y con una textura de esas que son un vicio, para no parar de coger cachitos :P

    Besos!!

    ResponderEliminar
  33. Silvia, con esa historia que nos has relatado me dan ganas de levantarme del sofá a preparar ese delicioso pan. Tengo cocotte y unas ganas tremendas de probar ese pan de miga densa. Un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  34. pero oye quien habla de panes bonitos! este es de revista! precioso, mi Silvia! estoy deseando ir a por mi cocotte... ahora los hago en una olla de inox y, aunque no me quedan taaaan lindos como los tuyos, el resultado es bastante aceptable.
    un beso grande!

    ResponderEliminar
  35. Te ha quedado un pan expectacular, mi cocotte va a tener faena....
    Muas

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.