Pan chino relleno de pollo.


Hoy viajamos a China y con un pan bajo el brazo, este pan, lo he comido varias veces en diferentes restaurantes, también se llama Hanamaki, pero ha sido totalmente nuevo en mi cocina.
Estos panecillos normalmente vienen rellenos de verduras y carne o verduras solas,se cuecen al vapor y quedan muy esponjosos y blanditos.
Mientras los elaboraba en casa, concretamente mis hijos, todo y que los han comido en restaurantes, no tenían muy clara la cocción de pan al vapor. En sus preferencias gastronómicas, todo y que me he encargado que sea amplia, tienen al pan, como masa cocida al horno, por eso algunos panecillos los he cocido al horno de forma tradicional con un resultado igualmente muy satisfactorio.
La diferencia se aprecia más en la textura del pan, concretamente en la corteza, una es más blandita y gomosa, los horneados su corteza es igualmente pálida pero crujiente.
Esta vez los he rellenado de pollo, con un sofrito de zanahoria, ajo y cebolla, facilisimo y rápido.
Ingredientes para la masa de pan: 250 gr de harina de fuerza, 15gr de azúcar, 1 pellizco de sal, 1 sobre de levadura seca de panadería, unos 160 ml de agua templada, (dependiendo de la harina).
Ingredientes para el relleno:4-5 trozos de pechuga de pollo cortados muy finos,  2 zanahorias medianas, 1 cebolla, 1 ajo pequeño, un poco de salsa de soja.
En una sartén hacer las pechugas con un poco de aceite y sal, hasta que estén doradas.Una vez frías picar las pechugas. Reservar.
Picar las verduras muy pequeñas y saltear en otra sartén con un poco de aceite, cuando esté pochada, añadir las pechugas de pollo picadas, mezclar, poner unas gotas de salsa de soja, dejar enfriar y reservar.
Hacemos la masa de pan:
Mezclad en un bol la harina, el azúcar y la levadura. A continuación añadid el agua, a ser posible templada, y amasad.
Es una masa bastante hidratada, así que procurad amasar hasta que quede una textura fina y manejable.
Bolear y poner en un bol con un poco de harina tapada con papel film y dejar reposar unas tres horas. Esta masa la hice la noche anterior, la dejé reposar una hora en la encimera y después la puse en la nevera toda la noche. 
Por la mañana la he dejado una hora fuera de la nevera y ya me he puesto a trabajar con ella.
Poner la masa en la encimera con un poco de harina, sacar el aire de la masa y hacer porciones pequeñas, todas iguales.
Poner el relleno siempre frío, he ir cerrando el panecillo, sellando bien al final
Acabar de dar forma de panecillo y si vamos a cocer al vapor poner papel de horno para que no se enganche y la parte del cierre hacia abajo.
Se puede cocer en vaporera de acero inoxidable, de bambú o en mi caso en el horno a vapor, 100ºC vapor 12 minutos.
Si los cocemos en el horno, los pondremos a temperatura baja, se harán lentamente y no se tostaran, conservando su color pálido.

Poner en una bandeja con un poco de harina y precalentar el horno a 160ºC, hornear unos 15 minutos o hasta que se vea la masa cocida.

Los dos tipos de cocción nos han gustado mucho, eso si, mejor si se comen al poco de salir del horno o vaporera. Probaremos otros rellenos con verduras diferentes y carnes variadas.
También me gustará probar poner marisco, puntos dulces como pasas o ciruelas y alguno que pique un poquito.
Espero que os gusten como a nosotros.
IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.