Mini cheesecakes con frutos rojos y pastel de cumpleaños


Ya casi he puesto orden en el blog. Pasado el cumpleaños de mi hija ya más relajada he podido escoger y editar a las pocas fotos que pude hacer de los pasteles.... el tiempo me faltó cada día.

Todo vino cuando organizamos la cena familiar en el restaurante de unos amigos, mi hija sólo me pidió que el pastel fuera hecho por mi. Imaginé que sería de manzana o de queso, los dos tipos le encantan, finalmente me dijo que quería una cheesecake.

Cuando fui mirando recetas de como lo haría pensé en presentarlo de una manera diferente y original, poniendo todas las cheescakes puestas en forma de numero 18.

Esta parte ya la tenia solucionada, sólo me quedaba otro pastel que os enseñaré en otro post para no endulzaros tanto. El mismo día es el cumpleaños de mi hermano mayor y también tuvo su pastel y sus velas.


En casa coinciden el mismo día de cumpleaños mi padre y mi segundo hermano, y mi hermano mayor y mi hija, que no le tocaba nacer ya que es ochomesina.

El día anterior estaba haciendo por la noche de canguro de mi sobrino mayor, llegué a casa con rampas en las piernas y muy cansada. Al día siguiente rompía aguas y me fui al hospital, unas horas después llamé a mi hermano para felicitarlo y le dije que su regalo era una sobrina de 2´450gr, pues si! nos reímos un montón.





Ingredientes: 2 cajas de queso crema, 195 gr de azúcar, 2 huevos, 2 yogures griegos,  unas gotas de esencia de vainilla, un paquete de galletas, 60 gr de mantequilla, mermelada de moras, fresas y arándanos frescos. Moldes de magdalenas que no hagáis servir después se desmoldan y se tiran. ( A mi me salieron unos 28)

Porcelanitas el horno a 160ºC.

Triturar las galletas, yo lo he hecho con la Thermomix, velocidad 7-9 añadir la mantequilla y mezclar a velocidad 3 durante 1 minuto.

Poner la medida de 1 teaspoon (cucharas medidoras) de galletas trituradas dentro de los moldes para magdalenas y estos moldes metidos dentro de un molde metálico para que no se deformen.

Con el reverso de la cuchara ayudar a chafar y quede queden bien liso. Guardar en la nevera mientras hacemos la crema de queso.


Con la K.A. batir a velocidad baja el queso junto el azúcar, hasta que quede bien cremoso, añadir los huevos uno a uno, después los yogures y la esencia de vainilla.

Poner la crema en cada molde de papel casi hasta arriba, no del todo y poner encima una cucharada de postre de mermelada de moras, mover con cuidado con un palillo o aguja para que quede como unas aguas.


Hornear entre 30-40 minutos, según horno controlar antes. Dejar enfriar y guardar en la nevera. Mejor hacer las cheesecake de un día para otro.

Cortar las fresas en trozos pequeños y lavar los arándanos.

Desmoldar con cuidado de cada papel de magdalena y decorar con las frutas y una hoja de menta.

Notas: desmoldar las cheeesecakes bien frías el papel sale mucho mejor.
 No decorar hasta el último momento, o como mucho una hora antes, la fruta cortada suele desprender agua, no fuera que os fastidiara el postre.
Podéis sustituir los yogures por creme fraiche





 Fuente con algunos cambios De Nika Tessen
IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.