Ensalada primavera templada de guisantes frescos


Cuando compro guisantes frescos o habas, siempre me pasa lo mismo, no se que cantidad coger, las vainas abultan mucho, pero es difícil calcular la cantidad de guisantes, a demás como algunas vainas los traen pequeñitos y otras de más gordos, al final lo acabo haciendo a ojo, eso si coja más cantidad, coja menos, no se como me lo hago pero como  mucho me salen para dos personas.

Los últimos que hice con chipironcitos, también os los recomiendo, o en menestra, su sabor es dulce, que no tienen los congelados por muy buenos que sean.

La verdad, si tengo que hacer cremas, entonces si que los pongo congelados, los frescos me sabe muy mal que acaben machacados.

Las vainas, un poco pesadas de limpiar, antes las tiraba y leí en San Google que se pueden hacer cremas pero tela con las vainas, hay que limpiarlas de muchos hilos, cortar y lo peor cocer mucho rato ya que son muy duras, exactamente estuvieron dos horas y cuarto junto a unas hojas de lechuga para hacer una crema.

Y después de triturar hay que pasar la crema por un chino que os quedará de nuevo lleno de hilos, pero muchos!!!!

Finalmente queda una crema, pero ha menguado bastante, muy rica, las cosas como sean, sabe a guisante, dulce y suave,  pero mi opinión es que no vale la pena, acabé de la crema un poco harta.



Hagamos un guiño a la primavera y a su color, con esta ensalada, templada no caliente.
Lo mejor de esta ensalada, los contrastes, los guisantes sólo están escaldados, en su punto, el resto de verduras son crudas, los tomates secos en aceite, tienen su qué en esta ensalada, las fresas, aportan frescura, color y acidez, igualmente la menta, y el jamón, pues por aquello de no separarlo de los guisantes, también dando su sabor peculiar al plato.


Ingredientes: guisantes frescos a ojo, 1 cebolla cortada fina, una zanahoria cortada a dados pequeños, medio pimiento verde cortados a dados pequeños, 5 tomates secos en aceite (*), 2 lonchas de jamón Ibérico, 5-6 fresas, hojas de menta, sal, pimienta, aceite de oliva y unas gotas de vinagre de fresa o el que os guste.

Limpiamos los guisantes de las vainas, ponemos a calentar agua en una olla y cuando arranque el hervor tiramos los guisantes y los dejamos 2 minutos, no más, mientras preparamos un bol con agua y hielo para cortar la cocción y que los guisantes mantengan su color vivo.

Sacar los guisantes y dejarlos en el agua fría, un par de minutos o hasta que se hayan enfriado. Escurrir y reservar.

Cortar la cebolla fina, y el resto de verduras a dados pequeños, también el jamón, los tomates secos y las fresas a láminas.

Antes de montar la ensalada, he calentado muy poco los guisantes en el microondas, el resto de los ingredientes los he tenido preparados para montar la ensalada.

Poner en el plato los guisantes e ir repartiendo el resto de ingredientes por encima de forma equilibrada, salpimentar y aliñar con el aceite de oliva y las gotas de vinagre. Comer inmediatamente.

(*) cuando compro los tomates secos, los pongo en un frasco en aceite de oliva, así se van hidratando, los tengo siempre a mano.





© Chez Silvia | Theme by Maira G.