Pan de plátano y chocolate blanco


Hace unos días ordenaba las carpetas de mi ordenador, las fotos y las entradas que tengo en el borrador. Cuando acabé, fui a visitar varios blogs que suelo seguir pero que por falta de tiempo me doy cuenta que no he leído muchas de sus recetas.

A veces llego a dejar comentarios en recetas que han sido publicadas hace un mes, pero si realmente me ha gustado dejo un comentario, pienso que el tiempo no importa, tras esa receta hay un trabajo y un esfuerzo.

Otras veces veo recetas de esas que te entran por los ojos y te pondrías con ellas a cualquier hora, cuando dejo el comentario explico que voy a probar esa receta y la guardo en una carpeta de "recetas que me gustan", el problema es que esta carpeta se ha hecho muy grande y la lista de pendientes es cada vez más larga, y el tiempo siempre es el mismo.

Hace dos semanas entré en esta carpeta, repasando carnes, pescados, aperitivos llegué a los panes y me encontré el Pan de Plátano y chocolate blanco de Miguel La repostería de Miguel, mientras la leía iba pensando tengo chocolate blanco, tengo plátanos.....lo tengo todo, pero hay algo que no controlé bien, la hora; me ponía hacer pan a las 17:15 h de la tarde, en invierno no cocino más tarde de las 15h, por la luz del día, todas las fotos las hago con luz natural, no dispongo de lámparas ni cajas de luz, por eso las fotos se ven con una luz rara, pero las he querido poner igualmente, ya que este pan nos gustó mucho a todos.

Ingredientes: 300 gr de puré de plátano, 200ml de leche templada, 65 gr de mantequilla, 560 gr de harina de fuerza, 1 c/c de levadura seca de panadería, 65 gr de azúcar, 200 gr de chocolate blanco, 125 gr de nueces, una c/c de sal.


Calentar la leche, añadir el azúcar y batir bien, añadimos la mantequilla derretida y volvemos a mezclar, cuando los ingredientes estén bien mezclados, añadimos el puré de plátano.

A esta mezcla le iremos añadiendo poco  a poco la harina, la levadura y la sal que ya tendremos mezcladas, ha de quedar una masa homogénea, unos 10 minutos de amasado, tapar y dejar en un lugar cálido unos 45 minutos.

Pasado este tiempo, añadimos a nuestra masa las nueces partidas y el chocolate blanco, que queden bien integrados en la masa, y ponemos nuestra masa en el molde que hayamos escogido, yo le di forma de pan y lo puse en la bandeja del horno. Volvemos a tapar el pan y lo dejamos de nuevo a levar una hora más.

Precalentar el horno a 180ºC, y poner el pan entre 45-55 minutos, o hasta que veamos el pan dorado. Dejar enfriar en la rejilla. Se puede espolvorear de azúcar glas.



Un pan delicioso para comer tal cual, tostado, con mantequilla, mermeladas o crema de cacao como hicieron algunos de casa.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.