Cubos con galletas rellenos de orange curd


El día que me casé de postre elegimos una mousse individual de vainilla, con una ligera crema de wisky y frutos rojos.

La noche que fuimos a escoger el menú de boda, el catering nos ofreció la posibilidad de hacer una tarta grande para presentar a los novios y después cortar para las fotos, pero la misma tarta se haría en raciones individuales para cada comensal, así la presentación sería perfecta en todas las mesas, es decir la tarta grande se presentó decorada como las pequeñas pero esta no se comería.

Por aquel entonces ya habíamos ido a varias bodas de amigos y empezamos a ver que la tarta que cortaban los novios no tenía nada que ver con las que nos servían, las bodas se modernizaban, años después hemos ido a bastantes más y los tiempos modernos corren a la velocidad de la luz, la verdad he visto y he comido cosas en bodas que en mi vida me hubiera pensado, al paso que vamos pronto no entregaran las tartas deconstruídas, ....si ya no las hacen!!!

Esta pequeña anécdota os la explico, porque la semana pasada cuando celebré mi aniversario de boda a última hora me doy cuenta que he pensado en todo menos en el postre; como no voy hacer postre!!.

Después de abrir la nevera como cinco veces y esperar el milagro de encontrar "algo" para poder elaborar un postre decente, vistoso y que después de todo lo que había cocinado no se notara que "mi olvido" era igual a entregarles un par de mandarinas o un yogur.


Pensé en una tarta, pero hacerla con prisas no es mi estilo y me daba pereza, al final me decidí por consultar una carpeta que tengo de postres socorridos, no tenía este relleno, pero el formato de las galletas más o menos es el mismo. Quería rellenarlas de lemon curd que me encanta, pero a falta de limones, la convertí en orange curd que con el chocolate hacen muy buena pareja, más unas frambuesas que nunca faltan en mi nevera aquí tenéis el resultado.


Ingredientes: un paquete de galletas tipo barquillo cuadradas y de chocolate, un par o tres de pastillas de chocolate fundidas que nos servirán para enganchar entre si las galletas. Para la crema: ralladura de naranja, 250 gr de zumo de naranja, 20 gr de maizena, 170 gr de azúcar, 40 gr de mantequilla, 2 yemas de huevo. Frambuesas para decorar.

En un cazo poner la ralladura de naranja, junto el azúcar, la mantequilla pomada, la maizena, y las dos yemas de huevo, batir bien para que queden todos los ingredientes bien mezclados, poner el zumo, mezclar bien y poner al fuego hasta que la crema espese. En la Thermomix, juntar todos los ingredientes menos el zumo, añadir el zumo por el vocal y programar 7 minutos 90ºC, velocidad 31/2. Dejar enfriar y guardar en la nevera.

Hacer los cubos tiene más paciencia que maña, se necesitan 5 galletas por cubo, ponemos un poco de chocolate fundido por las aristas de cada galleta e ir formando cubos (sin tapa), el chocolate se seca bastante rápido y las galletas aguantan bien. También ayuda a guardar los cubos en la nevera para que se endurezca.

Una vez están todos los cubos hechos, poner la crema de naranja en una manga pastelera y rellenar, decorar con una frambuesa.




Al final el postre salió socorrido, bien presentado y hasta me dijeron en casa....mamá!!! como te lo has currado!!!!, Si no habéis probado esta crema en versión naranja ya estáis tardando, el contraste con las galletas está muy bueno.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.