Panecillos de remolacha

Cuando vi que en el reto de hemc#59, la protagonista era la remolacha, primero me dio un poco de reparo, porqué la remolacha y yo somos amigas desde hace muy poco. He experimentado poco con ella, hace tiempo hice unos ñoquis que nos encantaron y en un curso de cocina probé el risotto y con esta receta es cuando me di cuenta que poco a poco me gustaría, lo encontré delicioso.
La receta de hoy es arriesgada en varios sentidos, primero en hacerla, suelo hacer pan y poco a poco mis masas van mejorando, me queda mucho que aprender, ya que casi no los elaboro con masa madre, la lié hace tiempo en la nevera y acabé de la madre y su familia hasta el moño, después de ver muchas de vuestras recetas creo que el fallo fue que el recipiente que escogí era muypequeño.
También pensaba que sería arriesgada por el sabor, salta a la vista que el color es vistoso y fuera de lo común, pero después de ver comer a mi hijo el bocadillo que sale en las fotos y decirme mamá que maravilla de pan!!! me vino un relaje que no veáis!!!!

Mientras hacía la masa de pan, iba pensando en el resultado final, ya que como tengo la K.A reparando, y aunque tengo la Thermomix no la utilicé, todo fueron manos y paciencia, no es un pan de amasado complicado pero es que a veces nos volvemos más comodones!
****
Ingredientes: 100gr de remolacha cocida, 325gr de harina de pan, 25gr de levadura de panadero, 2 cucharadas de miel, 125ml de agua (o un poco más, depende de la harina), 1 cucharadita de sal, pimienta, 25 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
Cocer la remolacha unos 8 minutos o hasta que esté blanda, yo la he cocido en el microondas, dejar enfriar y hacer puré.
En un bol poner la harina y la levadura, agregar la miel, sal y pimienta, e integrar bien.
Añadir el agua y la remolacha, mezclar con una cuchara o con la rasqueta del pan.
Por último añadir la mantequilla, y mezclar de nuevo.
Engrasar la superficie de trabajo y las manos y empezar a amasar, al principio se engancha bastante, pero a los 5 minutos ya cambia de aspecto.
Seguiremos amasando, hasta obtener una masa suave y elástica, alrededor de los 10 minutos.
Yo amasé un rato, la dejé reposar mientras limpiaba todos los boles y cubiertos tintados de rojo, cuando acabé, volví a coger la masa y continué un rato más el amasado.
Formamos una bola y la dejamos reposar en un bol con harina unas dos horas, crecerá bastante. Ahora con el frío la dejo cerca de un radiador y leva mucho más rápido.
Sacamos la masa, con las manos engrasadas y la mesa de trabajo también un poco,  y desgasificamos con la punta de los dedos, hacer porciones más o menos iguales y dar forma de bola, que iremos dejando en la bandeja del horno con el silpat o papel.
Dejar reposar los panecillos 30 minutos.
Precalentar el horno a 200ºC, poner algo de humedad o pulverizar con agua. Cocer los panecillos unos 15 minutos, dejar enfriar en una rejilla.
En esta foto podéis apreciar la miga como queda de esponjosa, son panecillos muy tiernos.

La receta es de SandeeA, con la mitad de los ingredientes.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.