Macarrones de aprovechamiento TMX








No me cansaré de repetir lo importante que es tener un buen fondo de nevera, despensa o congelador, nos va a ser una gran ayuda a la hora de organizar nuestros menús, comidas o cenas y si eres de esas personas que tienes poco tiempo para cocinar o tus horarios no son de lo más cómodo, necesitas tener ciertos alimentos siempre en casa.

La improvisación a veces suele ser la solución a nuestros menús, un poco de aquí, otro de allá, vuelta y vuelta...listos!!!, pero si no hay el poco de aquí, o el de allá, poca improvisación vamos a sacar.

Para los que sólo pueden comprar una vez a la semana: hay que tener en casa, fruta, verduras y hortalizas, imprescindibles, cebollas, ajos, patatas, tomates, lechugas.

Las lechugas que suelo comprar son escarolas y lechuga rizada, las lavo todas, y corto con cuchillo de plástico especial para que no se oxiden, el cuchillo de acero es el que provoca que las hojas se oxiden. Una vez limpias las escurro bien con la centrifugadora de ensaladas y las guardo en bolsas con cierre, las que venden de diferentes medidas del Ikea van genial. Me aguanta en perfectas condiciones toda la semana, lista para utilizar en cualquier momento.

Los embutidos pueden ayudarnos en alguna ocasión, pero tener en la nevera varios paquetes envasados al vacio, de pechuga de pavo cocida, cortadas las lonchas, un poco más gruesas que el jamón York, de manera rápida lo podemos preparar como segundo plato, o para completar una ensalada o incluso para pasarla brevemente por la parrilla.

Los pescados siempre que tengamos buen congelador, pueden ser ideales para las cenas, no hace falta tener el mar entero congelado, pero unos lomos de merluza, o de salmón también son prácticos para nuestras comidas.

En la nevera, recordaros que huevos, leche, mantequilla, yogures, quesos descremados y alguno de semi también es importante tenerlos.

En la despensa, aceite, vinagre, varias especias, sal, azúcar, harina, pasta, salsa de tomate, chocolate, conservas de pescado, cereales etc.

No hay que tener de todo, no todo el mundo utiliza todo lo que he mencionado, pero de lo que utilices normalmente que no te falte.

Ya os he contado en alguna ocasión mi obsesión por la nevera y despensa ordenada y limpia, es imposible saber si nos falta alguna cosa si hay orden, y en la nevera si queréis evitar malos olores tiene que estar todo bien tapado y bien puesto. Revisar al menos un día a la semana.
Ya aprovechando os cuento que no soporto los cartones de  los yogures o quesos frescos o batidos, me dan repelus dentro de la nevera, huelen a cartón y muchos quedan como húmedos. En el cajón de las verduras están todas sin las bolsitas que nos dan en las tiendas, y muchas de las verduras las guardo en tupper especiales para verduras,esos que tienen pestañitas con la opción de tenerlas abiertas o cerradas según la verdura que has puesto para que ente más o menos humedad.

Y para no enrollarme más todo lo que se cocina y sobra se puede congelar, seguro que le sacaremos partido en la próxima receta, como yo en la receta de hoy.

Hace unos días hice el pastel de patata y carne que dediqué a Miquel, y me sobró algo de relleno, la carne picada con sus verduras que me sobró lo congelé para otra ocasión.

El sábado por la mañana lo puse en la nevera para que se fuera descongelando pensé en aprovecharlo para juntar con pasta, y así lo hice.

Ingredientes: 500 gr de macarrones, 800 gr de agua, un poco de mantequilla, perejil picado,queso rallado y la carne del relleno sobrante.

Si vamos a hervir la pasta en olla, hervir con abundante agua y sal y cocer según lo que indique el fabricante, escurrir, poner un poco de mantequilla, la farsa y mezclar bien, finalmente poner un poco de perejil picado, pimienta, y el queso rallado, volver a mezclar todo y servir.

En la TMX, como los hice yo: poner los 800 gr de agua con sal, programar sin cubilete 8 minutos, varoma v.1, cuando finalice, poner la mariposa y agrega la pasta y programa el tiempo que indica el paquete, ( a mi 7 min), varoma y v. cuchara.




Cuando quedan un par de minutos puede que os salga por el bocal espuma del agua de la pasta, si bajáis la temperatura a 90ºC ya dejará de salir.
Al acabar el tiempo, la pasta no tiene nada de agua y está muy suelta, sin sacar la mariposa, poner la carne picada del relleno, queso rallado y el perejil, tapar y dar un par de vueltas a velocidad 3, lo junto para que se mezclen todos los ingredientes. Pasar a una fuente y servir o gratinar.






© Chez Silvia | Theme by Maira G.