Coq au Vin 24h


<<Sus ya torpes manos, pelaban las zanahorias y las chalotas, tantas había pelado que ya no necesitaba mirar la receta de su madre.
Nunca se quitaba su impoluto delantal, como todos los domingos preparaba el guisado. 

En el fondo de la cocina, es un taburete, cerca del fuego, dormía el minino plácidamente.
No era una cocina grande, sus muebles de madera verde claro y un mesa redonda con dos sillas la hacían acogedora. En el fuego humeaba una olla y en la encimera esperaba el turno una tarta de manzana recién hecha.
Una vez peladas las verduras, le tocaba el turno al pollo, esas torpes manos aún podían sacar las pocas plumas que le quedaban a sentenciado animal...un poco de sal y algo de pimienta le darán buen sabor al guisado, también le añadiremos laurel y tomillo recién cortado.
El broche de oro lo pone el vino, su madre ya se lo decía...-no escatimes en vino, un buen Pinot Noir/Bourgogne, ayudará a que la receta sea todo un éxito. Y así lo hizo toda su vida.

El cielo amenazaba tormenta, pero desde la pequeña ventana la vista seguía siendo maravillosa, el minino seguía inmerso en sus sueños y en el fuego la olla seguía humeando, seguro que alguna guarnición para el guisado.

Como todos los domingos tocaba comer guisado, en la mesa ya estaba preparada la panera con pan tierno, a su lado una fuente con un oloroso pollo; sí! un "Coq au Vin" hecho con vino de Bourgogne.>>



Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico francés Coq au Vin.

Ingredientes: 6-8 muslos de pollo, sal y pimienta, dos tiras de panceta fresca, 10-15 chalotas pequeñas (cebolla enana), aceite, setas tipo champiñones, o siitakes, 1 cucharada de mantequilla, 750cc ( 1 botella) de buen vino Bourgogne, 2 cucharadas de pasta de tomate, 1 cebolla a cuartos, 2 tallos de apio a cuartos,2 zanahorias cortadas a cuartos,  3 dientes de ajo, tomillo fresco,  1 hoja de laurel, 2 tazas de caldo de pollo.



Salpimentar los muslos de pollo y reservar. En una olla o cocotte, poner un poco de aceite y sofreír hasta dorar la panceta hasta que esté crujiente y retirar. En el mismo aceite, saltear las chalotas, salpimentar y dejar hasta que estén doradas, retirar y ponerlas junto a la panceta.
A continuación dorar los muslos de pollo hasta que la piel esté algo crujiente, ir girándolos para que se doren por todos los lados, retirar y reservar en un plato.
Ahora añadimos las setas, las salteamos y ponemos una cucharada de mantequilla, dejar que se cocinen hasta que se haya evaporado todo el agua que desprenden.

En un tapper guardar las chalotas, panceta y setas que ya hemos salteado, guardar en la nevera, servirán para hacer la salsa.

Si sofreímos estos ingredientes por separado, aseguraremos que su cocción sea por igual.

Desglasar la cocotte con una taza de vino, añadir las tazas de caldo, la pasta de tomate, la cebolla a cuartos, el apio, los ajos, el laurel y el tomillo. Añadir los muslos y el resto del vino, tapar y guardar en la nevera hasta el día siguiente o como mínimo unas 6-horas.

Pasado este tiempo, precalentar el horno a 200ºC y cocinar el pollo con todas sus verduras y aromáticas durante 1 hora, o hasta que los muslos estén cocidos, ir girando los muslos cada poco rato.

Una vez cocidos, colar la salsa de las verduras y pasar a otra olla, poner a reducir la salsa a fuego medio unos 20-30 minutos, añadir una nuez de mantequilla y rectificar de sal. Podemos espesar la salsa con un poco de agua y una cucharada de postres de harina.

Cuando haya reducido añadir a la salsa la panceta, setas y chalotas que teníamos guardado y dejar hervir unos 5 minutos.

Poner los muslos en una fuente de servir y repartir la salsa por encima.




Este plato lo acabé de cocinar a las 13:30h del mediodía, como los domingos comemos más tarde, dejé la bandeja en el horno a 50ºC, se mantuvo caliente hasta la hora de la comida.

Bon Appétit!



© Chez Silvia | Theme by Maira G.