Ensalada de lentejas con cigala gigante y vinagreta de miel y menta


Ya se que me repito más que el ajo, pero es que ya estamos a 15 de marzo!!!!, y lo más bueno es que ayer por la noche, pensé en la receta del 15, estaba toda contenta por que me gustó mucho como había quedado el día que me la comí. Cuando quise mirar la entrada para dar un repasito no la encontraba en borradores, y con el ratón arriba y abajo, hablando sola en voz alta...¿y mis lentejas?, pues eso las lentejas estaban fotografiadas, comidas pero la entrada no estaba hecha!! casi me da un siroco!!!.

Pues nada, ha ponerse las pilas, con el rato que estoy yo para hacer una entrada, escoger las fotos, etc, de  cada receta puedo hacer 50 fotos!!!

Els fogons de la Bordeta y Xocolata desfeta en la Recepta del 15, nos piden lentejas y como me decía mi madre "Lentejas o las comes o las dejas", pero ella ya sabía que en casa nadie las dejaba, nos gustaban mucho, pero siempre las comíamos guisadas o con verduras.

Una vez casada, en casa evolucionaron un poco más, y suelo hacerlas en cremas, guisadas, frías o ensaladas que en verano me encantan, bueno todo el año, ya que se puede decir que el día que me las comí  hacía un sol radiante y buena temperatura, sólo tenía una cosa en contra...estaba sola  en casa!!! pero la disfruté como nadie.

Ingredientes: 1/2 Kg de lentejas pardinas, berros, tomates cherris, una cebolla pequeña, una cigala de las grandes, 1 vaso de vino blanco, sal, laurel. Vinagreta: 8 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre balsámico,1 cucharada de salsa de soja, 1 de miel, sal y pimienta, menta fresca picada.

Cocer en agua salada, con un poco de vino la cigala durante 5-7 minutos, separara el cuerpo de la cabeza, las pinzas a parte, cortar la cáscara por el lateral y sacar la carne, reservar la cola para decorar y la cabeza.

Batir todos los ingredientes de la vinagreta, por último añadir la menta picada.

Servir la lentejas, repartir la cebolla picada, berros y cherris por toda la ensalada, poner encima la cabeza de la cigala, el cuerpo pelado y la cola con cascara. Aliñar con la vinagreta y servir.



Al servir la cigala prácticamente limpia, es una ensalada cómoda de comer, yo que soy de las que se está horas comiendo marisco, me dejo las patas y cabeza para el final. El toque de menta a la vinagreta le da un frescor delicioso.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.