Coulant de huevo y patatas fritas.


Este coulant ha sido todo un descubrimiento, no por los ingredientes que lleva, sino por el giro que le he dado al llamado coulant: Bizcocho que popularizó el cocinero francés Michel Bras, en su restaurante de tres estrellas Michelin Laguiole. Hoy en día se entán popularizando muchas clases de coulants y no todos son destinados para postres, como esta versión mía que para variar ha de llevar huevo.

A quién no le gustan los huevos fritos con patatas y acompañados de un buen pan, pues este coulant lo lleva todo en uno, es un tres en uno:)

Ingredientes: pan de molde sin corteza, patatas, huevos, sal y aceite.

Con el rodillo de cocina aplanar la rebanada de pan de molde, adaptarla con cuidado dentro de un aro alto de emplatar y ponerla a tostar en el horno unos 10 minutos o hasta que coja un poco de color. Sacar cuando esté frío el pan, con cuidado y reservar.

Pelar y cortar las patatas a dados, freírlas con aceite y dos ajos sin pelar a fuego medio para que se ablanden y se cuezan, los últimos minutos subir el fuego hasta dorarlas, escurrir bien, salar y reservar. Separar las claras de las yemas, tantas como coulants queramos hacer. Freír las claras sin batir hasta dorarlas y conseguir también las puntillitas doradas, trocearlas y reservar.

Montamos el coulant: en el plato ponemos el tubo de pan, dentro ponemos una cucharada de patatas fritas,  encima otra de claras picadas, encima una yema de huevo crudo, salamos, con mucho cuidado ponemos encima de la yema otra capa de patatas para tapar el coulant.



Al cortar nuestro coulant por el medio saldrá toda la yema y algo de su fantástico acompañamiento, si cuando os pongáis el trozo en la boca, cerráis los ojos, respiráis a fondo, y tenéis suspiros y de fondo oís  una musiquita celestial, es que estáis en el cielo de los coulants:) os lo puedo asegurar yo he estado.
IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.