Vasitos de nata avainillada, y frutos rojos...un postre para emergencias.


Este es un postre muy socorrido, para cualquier ocasión, pero si lo tengo que clasificar lo pondría en "Postres de urgencia, Oh!!! y ahora que hago!!!", ya se que el título de la carpeta es algo exagerado pero vamos a decir que tod@s hemos tenido aquel momento de crisis que de repente tenemos invitados, nos han invitado o de postre no hay nada.

A mi me ha pasado, tengo una carpeta llena de postres y pasteles rápidos, que a mejor un día que estoy tranquila me la miro y decido hacer uno, pero el día que de verdad tengo que pensar en algún postre para llevar a una casa, para hacer en un último momento o para improvisar, esta carpeta es como si no existiera:))

Ahora os explico por qué va tan bien este postre.... aunque no haya descubierto nada del otro mundo, todos lo conocemos y muchos no lo hacemos, es cuestión de ponerle ganas, mimo y en un plis plas lo tenemos hecho.
¿Que necesitamos? nata, azúcar, vainilla y frutos rojos bien frescos y bonitos. Creo que son tan fotogénicos!!! me encantan!!!!







Mas ventajas: se hace rápidamente, si lo sirves como yo en estos vasitos, es comer y tirar, a demás quedan monísimos!! la fruta roja es sana, dulce y ácida, queda bien presentado y encima está buenísima.

Los vasitos son moldes de madalenas, no los de papel, son un poco más fuertes que los de madalenas normales, y tienen un poco de cera, como los vasos para fiestas de cumpleaños, sino también se puede servir en vasos pequeños de cristal, tazas o boles transparentes.

La nata: A la nata le he dado un toque con pasta de vainilla, la compré en Londres, es como la esencia pero un poco más espesa y con los piquitos de la vainilla incorporados, la esencia sirve también. También le he puesto frambuesa deshidratada, la compré en Tea Shop, va genial para helados, postres, yogures, etc le da un toque ácido muy rico.




Ingredientes: para estos 4 vasitos: 250 gr de nata para montar, 50 gr de azúcar glass, un puñado de frambuesas en grano deshidratadas, fresas, arándanos, frambuesas, esencia o pasta de vainilla.

Montar la nata muy fría, cuando esté casi montada añadir el azúcar y la vainilla, acabar de montar, añadir un puñado de granos de frambuesas deshidratadas, mezclar y reservar en la nevera.

Limpiar las frutas y cortar las fresas a dados pequeños.

Repartir un poco de nata en los vasos, poner encima las fresas troceadas, y volver a poner más nata. Repartir  por encima arándanos y frambuesas frescas. Guardar en la  nevera.




                                                               ¿Os vais a poder resistir?
© Chez Silvia | Theme by Maira G.