Souflé de calabaza y queso cremoso


Hoy os traigo una receta que no es navideña, pero se puede hacer un día que tengáis fiesta, os la recomiendo con los ojos cerrados.

Que buena es la calabaza, mira que se pueden cocinar cosas con ella, la descubrí con las papillas de mis hijos, es una buena verdura para los niños que no se comen bien las papillas, junto a la zanahoria, su dulzor gusta mucho a  los peques, siempre se la recomendaba a las madres de la guardería, no era mi caso, por qué siempre se las comieron muy bien, pero el día que ponía calabaza se relamían.

Las fotos, yo que las cuido con mucho esmero y siempre la hago de día!!!, pues estas de noche, en la encimera de la cocina y la luz de las fotos es la que dan los leds de los armarios, y como es azulada, he tenido que hacer maravillas abriendo unas y cerrando otras, a parte que hacer fotos a los souflés es la misma historia que hacerlas a los helados, unos se deshacen otros van bajando.

El cuadro que tenía en la cocina era de película cómica, mi marido e hijos sentados en la mesa, los souflés en  la encimera y yo corriendo como una loca encima de una escalera, cámara en mano y tirando fotos como si de un famoso se tratara. La familia preguntando - .¿.y porqué corres?,pues por qué se bajan!!!, ¿ quién se baja?, pues los souflés!!!, pues baja tu de la escalera que tenemos hambre!!!.... deliciosos!!!



Ingredientes: 1/2 kg de calabaza cortada a dados, una cucharada de mantequilla, 4 huevos, sal, pimienta, nuez moscada, 2 cucharadas grandes soperas de queso cremoso tipo Filadelphia., un poco de queso rallado

Cocer en el microondas la calabaza durante 4 minutos a potencia máxima, hasta que la calabaza esté blanda, chafarla con un tenedor, poner la mantequilla y mezclar bien, seguidamente la sal, pimienta y nuez moscada.

Añadir las yemas una a una, mezclando bien a medida que las vamos poniendo, por último añadir el queso crema, acabar de emulsionar todo.

Precalentar el horno a 200ºC, engrasar los moldes donde queramos servir el souflé

Montar las claras a punto de nieve duras, mezclar con la masa de calabaza y huevos con mucho cuidado para que no pierdan aire.

Servir en cada molde y poner por encima un poco de queso rallado. Cocer hasta que los souflés suban y estén dorados unos 10-12 minutos. Servir inmediatamente.
IMPRIMIR RECETA
© Chez Silvia | Theme by Maira G.