Pan......simplemente.



La cocina me enamora, me enamora un guisado, un postre, la mesa bien puesta para un desayuno, una taza de te....el otro día me enamoré de un pan, un pan que me entró por los ojos y me quedó grabado en la retina, cuanto más me lo miraba más me gustaba, no he podido resistirme y lo hice ayer, en la foto, recién salido del horno.
El pan, del mundo de las masas dicen que más gratificantes, para mi aún compleja, me pongo en la lista de "las que tienen mucho que aprender", pero gracias a Maduixa, hoy he aprendido  mucho y estoy más que contenta con mi pan.
Maduixa de Salseando en la cocina, nos presentó el lunes esta belleza de "Pa de pagès", pan de hogaza para dummies, me leí todo el post dos veces, sus explicaciones son tan perfectas y claras, con fotos incluidas que no voy  a daros las mías con los detalles y consejos que nos da ella,  por no estropearlas, sólo explicaré como he hecho la receta siguiendo sus pasos.



A todos los que domináis el hacer pan, os envidio de verdad, lo he hecho en casa 5-6 veces, contenta sobre todo con 3 recetas distintas. Como lo he cocinado hoy, con olla de aluminio, no lo había hecho antes, pero os quiero animar a que lo hagáis.

 Me gusta como ha quedado, el próximo intentaré mejorarlo en forma, como con otras recetas , la segunda vez quedan mejor.

Ingredientes: 500 gr de harina de fuerza, 350 ml de agua + 25ml por si hicieran falta, 2 cucharitas de café colmadas de sal, 1 sobre de levadura de panadería.

He utilizado la olla más alta de aluminio que tengo, la mía tiene dos asas de plástico, la grande la he sacado destornillando el accesorio, la más pequeña como no he podido la he envuelto muy bien con papel de aluminio y no se ha quemado ni nada por el estilo.

En la víspera, preparar la masa para que repose toda la noche fuera de la nevera, puede estar levando hasta 20-24 horas.

En un recipiente metálico mezclar con una cuchara de madera, la harina, sal, y la levadura en polvo.

Añadir de una sola vez, 350 ml de agua templada, los 25 que tenemos a parte es por si tenemos que añadir más cuando empecemos a mezclar todo.

Mezclar de tal manera que en el recipiente no queden rastros de agua ni de harina, no hay que amasar, sólo remover y mezclar procurando que no queden grumos.

En mi caso he visto que la masa estaba un poco seca y de los 25 ml que tenía he cogido un poquito, justo para hidratar un poco la masa, he vuelto a mezclar y ya a la vista se ve la masa más elástica. La gracia de este pan es que tiene una masa muy hidratada, por eso no se tiene que amasar.

La necesidad de poner más o menos agua depende de la calidad de nuestras harinas, en este caso, no la he puesto toda.
Después de mezclar durante un par de minutos, debe quedar una masa elástica e hidratada, os podía haber puesto fotos de como me quedó la masa pero tenía la cámara sin batería, se estaba cargando, soy así de oportunista:))

Tapar el bol muy bien con film transparente y dejar en un lugar sin corrientes, un mínimo de 12 horas.

Mi masa a levado 13 horas y media, ahora vamos hacer el pan..

Enharinad la mesa de trabajo o encimera , con ayuda de una lengua volcar sin tocar con las manos la masa, sobre todo no la toquéis con las manos.

Ponemos un poco de harina por la superficie de la masa y con ayuda de una pala metálica o de panadero vamos recogiendo la masa de un extremo y la doblamos sobre sí misma, lo tenemos que hacer varias veces dándole cada vez hacía un sentido diferente. En cada movimiento enharinamos la superficie muy ligeramente, para evitar que se enganche. haremos unos 6-7 pliegues y en los últimos con ayuda de la pala le iremos dando forma.

Con cuidado y ayuda de la pala cogemos la masa y la dejamos en el bol tapada con un trapo, para que repose, no necesita mucho tiempo, yo la he dejado una hora, por qué tenía tiempo.

Precalentar el horno al máximo unos 250ºC con la olla vacía dentro, la tapa si se quiere también, ir con cuidado se calienta todo muy rápido y la quemada podría ser importante. El poder cocer este pan en olla metálica y tapada es como si hiciera la acción de un horno, sin la necesidad de poner agua o pulverizar humedad por todo el horno.

Cuando el horno y olla estén calientes, con mucho cuidado y con las manos bien protegidas sacar la olla del horno ponerla encima de un salvamanteles y tirar un poco de harina dentro de la olla, hará que cuando pongamos nuestra masa no se enganche.  La harina se cuece un poco, por que la olla está a una temperatura muy alta, pero no pasa nada.

Nos ponemos harina en las  manos, cogemos nuestra masa y de rápidamente la colocamos en el centro de la olla, con cuidado los laterales queman mucho. Dejarla caer desde arriba, si cae un poco torcida, a mi me pasó, no tocarla, mientras se está cociendo la masa se pone en su sitio de nuevo. Enharinad un poco la masa para darle ese toque rústico, tapar la olla e introducirla en el horno.



Bajar la temperatura a 200ºC  y dejar cocer unos 45-50 minutos, dependiendo del horno, también como Maduixa he puesto ventilador.
Pasado este tiempo debe tener un color algo dorado, podemos añadir unos 5 minutos más y seguir cociendo tapado, si ya tiene algo de color acabar de cocer sin la tapa (volver a tener cuidado en sacarla),  unos 15 minutos más, el color del pan os guiará bastante.

Cuando tenga el color que os gusta sacar del horno con las manos protegidas, dejarlo caer en la mesa y dar unos golpes en la base del pan, cuando suena hueco, es que el pan está cocido. El pan sale con mucha facilidad gracias a la harina que hemos puesto en la base de la olla.

Cuando he sacado mi pan he tocado la base y he apretado la superficie, y el crujir de la miga me ha puesto los pelos de punta.

La olla va a quemar durante bastante rato, cuando saquéis el pan dejarla enfriar en un sitio que no os moleste hasta que esté totalmente fría

Poner el pan sobre una rejilla y dejar enfriar si podéis hasta la hora que lo comáis. Aún templado he cortado un trozo para acompañar mi verdura con su aceite, me gusta comer verdura acompañada de un buen pan...hoy me ha sabido a gloria.


© Chez Silvia | Theme by Maira G.