Cous-cous de calabacín y virutas de parma


Mis hijos comerían cada día cous-cous, así que me las tengo que ingeniar para hacerlo de diferentes maneras, el que tiene más éxito es el Cous-cous de calabaza, que ya os presente hace un tiempo, también hago otro con mantequilla y jamón york que os lo enseñaré otro día, este último ideal para niños pequeños, los míos empezaron a comer cous-cous con esta receta.

Hoy primer día de colegio, mi hija mayor a empezado bachillerato, ahora vendrá a comer cada día a casa, está contentísima, es de la que odia la comida del colegio y dice que ahora va a comer cada día "delicatesens" como dice ella.
Me ha pedido que todo lo que tenga que preparar para el blog,le separe una ración para su comida......ay!!!juventud divino tesoro!!!!

Ingredientes: 1 caja de cous-cous de 500gr, 250 ml de agua, sal, mantequilla,aceite, 1 calabacín, 1 cebolla, menta fresca y queso parmesano.


En la nevera siempre tengo un trozo de queso parmesano entero, lo prefiero rallar al momento, ya que se conserva mejor que rallado, no siempre lo necesitas rallado, por ejemplo hoy lo he utilizado a virutas.

Cortamos a daditos pequeños el calabacín y la cebolla, sofreímos todo en una sartén con un poco de aceite, mientras hacemos el cous-cous.

En una olla ponemos a hervir el agua con sal y un chorro de aceite, cuando arranque el hervor, sacamos del fuego y tiramos el cous-cous, mezclamos bien y dejamos reposar 4 minutos.
Mezclamos con la ayuda de un tenedor y añadimos un poco de mantequilla, volvemos a poner en el fuego y cocemos a fuego bajo unos dos-tres minutos. Reservamos.

Yo he utilizado toda la caja de 500gr, sale bastante, sino hacéis la mitad, con la mitad de los ingredientes tanto en pasta como agua.

Mezclar el cous-cous cocido con el calabacín hasta que se mezclen bien todos los ingredientes, salpimentar y picar unas hojitas de menta fresca que añadiréis en el último momento.

Una vez servido, poner por encima unas virutas de queso parmesano.



© Chez Silvia | Theme by Maira G.