Cordero asado al horno, al estilo Lazy Blog / Vacaciones

Cuando voy a casa de mis padres al campo disfruto un montón cocinando por qué tienen una cocina muy grande, sobre todo un horno grande, más que los estándar y en el cabe todo lo que quiera y más.
Cuando nos juntamos toda la family, padres, hermanos, cuñados y sobrinos somos 19 y siempre tengo que pensar en comidas a lo grande tipo paellas, fideuas, asados, rustidos o este cordero al horno que ya le tenía pegado yo el ojo hace tiempo.





La receta de como asar este cordero la he sacado de Paco de Lazy Blog, es una receta heredada de su familia y el día que la publicó explicaba como cocinar el cordero, consejos y resultado final, lo explica de  una manera que mientras vas leyendo, vas salivando y tus pupilas se van dilatando, quiero decir un festival para nuestras retinas, la podéis ver aquí.

Me guardé la receta por qué sabía que pronto la podría hacer, nos juntamos la familia muy a menudo y como ha sido el cumpleaños de mi madre, pensé que sería el segundo plato ideal para celebrarlo.

He seguido los consejos de Paco al pie de la letra, desde la compra al cocinado y os aseguro que si os animáis os va a salir perfecta, sea pierna, espalda o falda.

Yo compré 5 piernas de cordero, me las marcaron un poco para facilitar el corte a la hora de servirla, pero quedó tan tierna y melosa que casi la carne salía por si sola del hueso.

Ingredientes: pierna, falda o espalda de cordero, mejor lechal, el mio era mediano, agua, vinagre blanco y sal.

Me puse manos a la obra a las 9:30 de la mañana, mientras condimentaba las piernas, puse el horno en macha a 160º, a baja temperatura se hace muy lentamente, quedará jugoso, muy meloso y todo el doradito.

Poner el cordero en una fuente para el horno o en la misma bandeja del horno, salar, poner un vasito de agua repartido por todas las piezas y otro de vinagre. Meter la bandeja en el horno para que empiece a cocinarse, cerca preparar una olla y un cucharón para sacar el exceso de liquido o añadir si hiciera falta.

A los 45 minutos aproximadamente sacar la bandeja del horno y sacar el caldo que se ha ido formando, hasta dejar un dedito, justo para que quede mojada la parte del cordero que toca la bandeja, girar las piezas.




A partir de ahora hay que girar todas la piezas cada cuarto de hora, sacando si sobra más caldo, dejando de nuevo un dedo, como de momento está crudo la carne no pide que se añada más caldo.

Seguir este proceso hasta que comience a tomar color, ahora con el caldo que habéis ido sacando, mojar todas la piezas y seguir dando la vuelta  cada poco tiempo para que tome color de todos los lados, y recordar no subir la temperatura, vale la pena su resultado final.

Mi cordero estuvo 3 horas y 40 minutos, los últimos minutos se ve como cambia de color, también se ve cuando movéis las piezas, que desprenden como una gelatina y como la carne se va desprendiendo del hueso, señal que ya está cocida, de todas maneras al mover las piezas con las pinzas la carne está tan melosa que se desprende sola.


Acabada la cocción, pase el cordero a una cazuela que tengo de hierro que aguanta mucho el calor y desglasé los jugos de la bandeja del horno con un poco de agua, para pasarlos a una cazuelita y reducir la salsa.
Cuando hice las fotos, la salsa se estaba reduciendo, pero quedó muy bien, espesita, de color oscuro como un fondo. La salsa la reservé en una salsera y el cordero lo tape con papel de plata en el mismo horno aún caliente hasta la hora de la comida..... mientras hacíamos el aperitivo, cuando le tocó el turno aún seguía caliente.




Aquí veis una de las cinco piernas, es para que os hagáis una idea de como queda.

Durante todo el momento de cocinado no me moví de la cocina, preparé los aperitivos, una tortilla de patatas y arreglé las ensaladas.

Paco quiero darte las gracias por compartir esta receta de tu familia, ha sido un placer cocinar este cordero, con tus explicaciones ha sido muy fácil de hacer, y sin olvidar deciros a todos copiando las palabras de Lazy Blog, es una receta "De lagrimita", la voy a volver hacer seguro, la próxima la acompañaré de una patatas panaderas o salteadas con ajo y romero, que junto a la reducción de la salsa caerán más lagrimitas por que es una pasada de receta..

VACACIONES


Quería dar vacaciones al blog más adelante, pero me veo en la obligación de tomármelas unos días antes, por qué las necesito como agua en verano, desde que empecé en enero mi cocina no ha parado y aprovecho para daros las gracias a tod@s por hacer que funcione, estoy contentísima de todos mis seguidores.
No voy a dejar de cocinar por qué lo llevo en la sangre, haré fotos a las que más  me gusten y las guardaré para cuando regrese poder publicarlas.
Estos días tengo que preparar ropas de las colonias de los chicos, quiero estar con ellos por qué no los veré en unos días y aprovecharé para descansar y hacer vida de pareja que también es muy necesaria.
También iré y vendré de casa de mis padres, la casa que tienen en el campo, la que "no tiene cobertura de wifi" como le llamo yo, al tener problemillas tampoco podré entrar en vuestras cocinas.
Voy hacer unas vacaciones largas de casi dos meses, ya se que es mucho tiempo, pero de verdad las necesito, quiero hacer muchas cosas, no quiero perderme ninguna, no quiero perderme vuestras cocinas, pero estoy viendo que a todo no llego y mis migrañas me están pasando factura. Durante unos días miraré correos y comentarios.
Quiero leer, pasear, hablar, bañarme, tomar el sol, cocinar también, pero menos, estar con los chicos,y con el resto de la familia y como no con mi marido del alma.

Aprovechar vuestras vacaciones al máximo, ser muy muy felices, descansar y disfrutar de ellas que para esto están. Nos vemos en SEPTIEMBRE!!!! hasta la vuelta, besos, abrazos y cariños para tod@s, una cosa si que se...os encontraré a faltar!!!

Chez Silvia
© Chez Silvia | Theme by Maira G.