Galleta con plátano y dulce de leche.






Cuando era pequeña mi madre disfrutaba cocinando para todos y para sus invitados, es famosa por sus croquetas, tortillas de patatas, buñuelos y conchas de pescado. Somos cuatro hermanos, y nunca fuimos malos comedores, mi madre cocinaba a todos por igual y de manera muy variada.

Siempre en la mesa habían verduras, legumbres, pescados, pasta, vamos de todo,  en aquella época os puedo asegurar que también estaban de moda los buñuelos de seso o el hígado a la plancha, que si o si te lo tenías que comer, de todas maneras no recuerdo rechistar por comérmelo, hoy no como nada de esto, ni lo doy a los mios:))
No enseñaron a comer de todo y de esta manera todos somo buenos comedores y creo que pocas cosas no nos gustan.
Pasamos de las papillas al sólido cuando apenas teníamos el año, las verduras se chafaban con tenedor, la sopa tenía pasta pequeña, la carne y pollo se cortaban chiquitito y la fruta también se aplastaba con tenedor.

La típica papilla de frutas de nuestras meriendas de repente dio un giro más adulto, mi  madre aplastaba con tenedor unas galletas, añadía un poquito de zumo de naranja, un plátano que también chafaba, quedaba una papilla semisólida que nos comíamos con los ojos cerrados. Esta papilla pasó por los cuatro hermanos, cuando le tocó el turno a mi hermana pequeña, los otros tres nos mirábamos embobados a mi hermana como se la comía e incluso los tres abríamos la boca cuando lo hacía ella.


Un día mi madre nos dijo os la voy hacer también a vosotros, pero le daré un toque, añadiré a las galletas una cucharada de leche condensada y durante años de vez en cuando nosotros mismos nos hacíamos esta merienda más bien infantil, nos poníamos las botas!!!

Esta merienda con el zumo la he hecho cuando mis hijos eran pequeños, de más mayores les puse la leche condensada y la saga continua, pero tengo que esconder la leche condensada creo que hasta en la sopa se la pondrían.

Este postre sencillo, rápido y goloso para los amantes del dulce de leche o la leche condensada es una maravilla, eso si hay que hacerlo cuando la comida no haya sido muy copiosa y de tamaño más bien pequeño.
Su sabor me lleva a la infancia, a esas meriendas, un día mi hermano comió uno de muy parecido, cuando se llevó la cuchara a la boca, me mira y me dice -Silvia!!!!si sabe a las meriendas de cuando eramos pequeños!!! El que hago de vez en cuando tiene un aire más moderno, pero sigue estando muy bueno.

Ingredientes: Galletas tipo Digestive de chocolate, mantequilla, plátanos, dulce de leche o leche condensada, pepitas de chocolate. No doy cantidades por que dependerá de las personas que seáis, pero calcular tres o cuatro galletas y una nuez de mantequilla, por persona para hacer la base, y dependiendo del tamaño del plátano, quizás uno para dos personas.

Trituramos las galletas Digestive de chocolate, añadimos la mantequilla y mezclamos hasta obtener una pasta, la pasamos a un aro de emplatar, le damos forma y la dejamos endurecer un rato en la nevera.

Cuando preparemos el postre, sacamos el aro, ponemos el plátano por encima, un poco de dulce de leche, (os recordará  el sabor de un caramelo Solano),  o leche condensada y las pepitas de chocolate a modo de adorno. Listos!!!


El dulce de leche lo he hecho hirviendo una lata pequeña de leche condensada con agua hasta cubrir la lata durante dos horas a fuego medio. No abrir la lata hasta que esté completamente fría, ya sabéis que el dulce también está buenísimo con creppes o otros postres.


Que acabéis de pasar un feliz día de la madre, pero soy de las que pienso que madres somos cada día!!!!
IMPRIMIR RECETA

24 comentarios

  1. Me encantan preparar postres que te recuerdan a la infancia. Cada vez que das un bocado es como un paso atrás en el tiempo y vuelves a tu niñez.
    Me gusta tu sencilla receta.
    Bessos

    ResponderEliminar
  2. que bonito homenaje a tu madre y que delicia de plato...es sencillo y sabroso...un triunfo vamos!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó!!! da gusto recuperar las recetas de la infancia y más si son tan deliciosas como esta!

    Un besin

    ResponderEliminar
  4. doncs no sembla una recepta per nens! jijiji. Jo molts cops, de gran, em feia papilles de fruita i galetes!!! ;P petonets guapa

    ResponderEliminar
  5. Aixó mateix penso jo. Som mares tots els dies!!
    La combinació crec que es espectacular. Ho faré a casa.
    Petonets,
    Esther
    http://comosiempremadreando.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Acabo de descubrir tu blog con esta receta... no sé si será un postre infantil, pero lo voy a probar con los niños !y de paso me comeré un poco yo también! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Ai el fetge a la planxa... a mi també me'l feien menjar fins que ma germana i jo vam dir prou!! jajaja
    Aquest postre m'encanta!
    Petonets
    Sandra

    ResponderEliminar
  8. Me has dado en la línea de flotación con esta entrada, me encanta todo lo que lleva, lástima el exceso calórico, pero esa mezcla de galletas, dulce de leche y plátano, tiene que ser de lágrimita.

    Espectacular como siempre, Silvia.

    ResponderEliminar
  9. Que rico es recordar los sabores de la infancia! Y con este postre mejor que mejor... bss

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    M'has fet recordar també algun berenar semblant que ens feia la meva mare... M'encanta la llet condensada, però no la compro per que no puc parar de menjar-la, però per un caprici com aquest que has fet... demà la compro!!! Petonets

    ResponderEliminar
  11. Pues sí que se ve rico y fácil, la verdad es que esto recuerdos de infancia son los mejores.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Esto se llama memoria gastronómica, me encantan los sabores que rememoran nuestra infandcia. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Qué buena presentación y tan sencillo!!
    Tengo que probarlo, me gustan los postres con plátano.

    ResponderEliminar
  14. Un postre de luxe per recuperar els sabors de la infantesa, m'encanta la recepta!

    ResponderEliminar
  15. Silvia, quan anava llegint pensava... jo també menjava la galeta xafada amb la fruita i el suc de taronja!! Quina bona idea!! Una recepta, genial!! :)
    Petons!

    ResponderEliminar
  16. Me has hecho recordar, que cruzaba los dedos para que mi hija dejara papilla de frutas.. y no había manera, por mucha que le hicera.

    Me gusta este postre.
    Lo tendré presente.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho tu entrada. Y me he reìdo mucho con tu enècdota porque me parece ver a tu hermanita pequeña comiendo y ustedes tres en fila frente a ella abriendo la boca cuando ella lo hacìa. :)

    ResponderEliminar
  18. Que manera más sofisticada de presentar las galletas con chocolate y plátano, antes era una merienda muy normal y riquísima... esto me ha encantado!

    ResponderEliminar
  19. A mi la meva mare també em rpearva la papilla amb plàtan aixafat amb galeta. Llàstima que a mi el plàtan no m'ha agradat mai massa. Però em quedo la teva recepta, el canviaré per unes maduixes uhmmm!!!!

    ResponderEliminar
  20. Ohhh que identificada me he sentido leyéndote! yo también comía de todo cuando era niña y ahora no se me ocurre dárselo a mis hijos :)) la receta me ha parecido estupenda!! un besito

    ResponderEliminar
  21. Madre mía, que te puedo decir de esta receta con lo que me gusta el dulce de leche, fabulosa!!!! y que rápida de hacer, increíblemente buena.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  22. Silvia! Se ve que somos de la misma generación, yo también crecí comiendo buñuelos de sesos y churrascos de hígado! Hermosa historia la del postre.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Silvia por regresarnos a la niñez por unos instantes, la verdad es que pienso poner en práctica tu deconstrucción de papilla de platano con zumo de naranja y galletas ! jejeje ! Un beso Wapa!!

    ResponderEliminar
  24. Ya lo creo que este postre nos recuerda nuestra infancia. ¡Genial! Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.