Pastel de galletas y chocolate




El pastel de galletas y chocolate me trae recuerdos de cuando era casi una niña, quizás es de los primeros que hice ya que no tienes que utilizar el horno. Lo solía hacer sobre todo en verano y recuerdo que a la familia les gustaba mucho, pero sólo lo hacia de una tira, lo cortábamos en diagonal y así en el corte se apreciaban bien las rallitas de galleta y chocolate. Hace un par de años descubrí el blog de repostería Tartas provocativas de María Lunarillos, mientras iba descubriendo sus espectaculares pasteles y postres me encontré con el pastel de galletas y chocolate, pero con una presentación que me gustó mucho y como tenía que hacer un postre para llevar a casa de unos amigos, me decidí por hacerlo de la misma manera.

Ingredientes: 3 paquetes de galletas napolitanas, 1 bote de Nocilla, leche, almendras picadas, azúcar rosa, chocolate postres para hacer las hojas, hojas de platanero o parecidas.

En un plato con leche se van mojando las galletas, pero que no queden muy empapadas sino se rompen, y encima de cada galleta se pone la crema de chocolate,cogemos otra galleta mojada en leche, crema de chocolate, así sucesivamente hasta hacer una fila de galletas. Cuando tengáis una fila ya la ponéis en la bandeja dónde presentareis el pastel y así no hay que desplazar el pastel de una bandeja a otra.  En la receta original hay licor, pero como tenían que comer niños no le puse.

Ahora hacemos una segunda fila del mismo tamaño, entre fila y fila ponemos un poco de chocolate para que las filas queden entre ellas enganchadas. Hacemos una tercera fila de galletas y nos quedará un cuandrado.

Para que el pastel quede mejor acabado, por los cuantro lados engancharemos galletas dónde se vea la cara de la galleta.

Se cubre el pastel con almendras picadas y azúcar rosa que podéis comprar ya hecho o hacerlo como explica  Morgana. Tartas con mágia. que es una maravilla.

Hacemos las hojas de chocolate: fundimos a potencia baja el chocolate en el microondas, lavamos las hojas y secamos bien. Pintamos una capa de chocolate sobre las hojas y las ponemos en la nevera un cuarto de hora, les damos una segunda capa y las volvemos a poner en la nevera.  Para acabar sacamos la hoja de verdad y nos quedaremos con la de chocolate, y la ponemos sobre el pastel.

Dejamos que endurezca el chocolate del pastel en la nevera, y antes de servir ponemos las flores y cinta de color para decorar.




© Chez Silvia | Theme by Maira G.