Suflé de rúcula, queso de oveja y mermelada de cerezas

Cuando hace frío apetecen platos algo más sabrosos, en invierno me gusta hacer terrinas, flanes, quiches o suflés como este, que creo que os va ha gustar mucho, lo hice el otro día para cenar y nos sorprendió mucho su sabor y textura, por esto me ha parecido que puede ser una buena receta para participar al concurso de recetas de  Anita cocinitas y Mumumio


                                                               




Ingredientes: 125gr de rúcula, 30gr de fécula de patata, 4 yemas de huevo, 6 claras de huevo, 250ml de leche,1 diente de ajo, 100gr de queso de oveja rallado, 1 cda. de aceite de oliva, 1 bote de mermelada de cerezas.

Separar las yemas de las claras de huevo y reservar.

Saltear rápidamente la rúcula con el diente de ajo sin pelar con una cucharadita de aceite. Retirar el ajo y reservar.

Untar las flaneras o recipientes donde haréis los suflés con mantequilla y reservarlos en la nevera.

Calentar la leche, mientras mezclar las yemas de huevo con la fécula de patata e incorporarla a la leche poco a poco, removiendo constantemente hasta que espese.

Fuera del fuego agregar el queso rallado y la rúcula salteada, salpimentar.

Precalentar el horno a 190º.

Montar las claras de yema a punto de nieve bastante fuerte con un pellizco de sal y mezclar con cuidado con el resto realizando movimientos envolventes con una espátula.

Llenar los moldes que tenemos en la nevera, hasta la mitad, añadir una cucharada de mermelada de cerezas y volver a cubrir hasta casi llenar el molde.

Introducir en el horno a media altura unos 15-20 minutos, según el horno.

SERVIR RÁPIDAMENTE, acompañado de una ensalada de rúcula fresca.




Esta receta la vi en la revista Comer y Beber
© Chez Silvia | Theme by Maira G.