Pizza con masa de cerveza de trompetas y castañas.


Tengo en el blog pocas recetas de pizza, el motivo es que las suelo hacer de noche para las cenas, no solemos comer nunca pizza  al mediodía, me refiero a que en casa las pizzas nunca han sido plato de mediodía en cambio si han tenido mucho protagonismo las noches de los viernes, noches de fútbol, noches informales, con amigos o porque hoy me apetece pizza.
El otro motivo es que como la masa la empiezo a hacer sobre las 20:00h por falta de luz natural ya no hago fotos.
Pero hoy hay pizza, la masa que os voy a enseñar es la masa estrella por el momento, la hice el sábado por la noche y nos gustó tanto, que guardé un trozo de masa para hacer de nuevo una pizza el domingo al mediodía, la verdad nos hizo de aperitivo.
Esta masa que tiene de especial, pues que es super crujiente, para hacer pizzas de masa muy fina, pero muy fina. Con las cantidades que os pongo salen perfectamente 6 pizzas como la de la foto, es tan crujiente que sólo se oye el creck creck de los comensales.
El truco: gas, pero el gas que lleva la cerveza que puse sustituyendo al agua. Impresionantemente buena.
Ingredientes:

 450 gr de harina de fuerza, un sobre y una cucharada de postre de más, de levadura en polvo de panadería, 25 gr de aceite de oliva, 220gr de cerveza, 1 cucharada de postre de azúcar 10gr de sal, 3 cebollas, 2 bolsas de queso rallado para pizzas, 300gr trompetas amarillas, unas cuantas castañas, orégano.
Poner en el vaso la cerveza y la levadura de panadería y templar 1 minuto a 37ªC a velocidad 2.
Agregar el aceite y mezclar 10 segundos a velocidad 4.
Poner en el vaso la harina, azúcar, sal y amasar 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.
La masa ya está lista. Sacar del vaso, formar una bola y poner en un bol con un poco de aceite y tapada con un trapo durante una hora.
Mientras cortamos la cebolla finamente y la reservamos, lavamos las setas, las secamos y las salteamos un minuto con un hilo de aceite, las salamos y reservamos. Hacemos una cruz  con un cuchillo a las castañas y las ponemos en un bol a máxima potencia en el microondas durante 4-5 minutos, así las pelaremos sin dificultad.
Precalentar el horno a 250ºC, al máximo.
Cortar la masa en 6 porciones iguales y estirar la masa dando forma de pizza lo más fina posible, poner en el plato de pizza para horno, poner un poco de aceite, queso rallado, la cebolla cortada finamente, las setas salteadas, las castañas a cuartos peladas, sal, pimienta y un poco de orégano.
Hornear cada pizza unos 10 minutos.
Una pizza otoñal, diferente y sobre todo muy muy rica.


© Chez Silvia | Theme by Maira G.