Patatas con acelgas. Salsa ligera de yogurt

Lunes!
Cómo cuesta empezar la semana, pero sin darte cuenta la estás acabando. El ciclo semanal que vemos empezar y acabar pasa rápido, los días pasan volando, se convierten en meses y sin querer estos meses se convierten en años.
El despertador le suena a las 6:30 de la mañana, lo tiene puesto en dos tiempos, no fuera que un día se durmiera y llegara tarde al trabajo. En muchas ocasiones se despierta abrazado a su esposa, le acaricia la mano y le da un beso en el pelo.
Después de una larga ducha y afeitado, descalzo abandona la habitación. La corredera de la cocina se abre y sólo se ilumina por una pequeña lámpara que hay en la mesa. Como cada mañana, encuentra en la mesa preparado un plato y una taza para el café del desayuno.
Antes de salir de nuevo de la cocina en busca del periódico, pone en marcha la cafetera, el tiempo que dura el molido y salida del negro café es el que tarda en salir a la calle a por su periódico, hoy ha venido casi seco, depende de como amanece a veces necesita un rápido secado.
Con sus tostadas y mermelada, lee la prensa, ella sabe de hace muchos años que empieza por la hoja de los deportes, política y noticias varias.... de fondo muy bajita la tv con el primer telediario....
Se oyen unas llaves, seguro que también lleva la bolsa con su comida...se cierra la puerta.
Su primer buenos días es el aroma a café que ha quedado en la cocina, en el fregadero un plato y una taza de su desayuno, en la mesa encuentra como todas las mañanas; el periódico junto a un plato limpio una taza y una tetera. Parece que ha pasado una eternidad y sólo les separan 60 minutos.
Estas patatas son sencillisimas en todos los sentidos, por lo fáciles que son de hacer y por los ingredientes que llevan. En mi nevera habían unas acelgas, unas sencillas y simples acelgas que podía haber limpiado, hervido y aliñadas con aceite y hacerme un festín que sólo hubiera disfrutado yo solita.
Salteadas con un ajo, algo de patata y escalivada deshidratada y un punto dulce con unas pasas han sido el deleite de nuestra comida, acompañadas de una salsa ligera de yogurt .

Ingredientes: unas 8 hojas de acelgas bien limpias y cortadas pequeñas, 2 patatas medianas peladas y cortadas, un diente de ajo, dos cucharadas soperas de escalivada deshidratada, unas cuantas pasas, aceite, sal y pimienta.
6 patatas medianas enteras con piel y limpias.
Salsa de yogurt: un yogurt griego o normal, una cucharada sopera de queso crema, sal, pimienta y cebollino picado.
Las patatas que vamos a rellenar las podemos hervir enteras, asarlas en el horno o cocerlas partidas por la mitad en el microondas como he hecho yo a 800w de potencia durante 6 minutos. Dejar enfriar y vaciar un poco con ayuda de una cuchara pequeña, la patata que sacamos la guardamos.
Hervir en una cazuela las acelgas cortadas muy pequeñas junto a las dos patatas medianas, en agua salada y durante 7-8 minutos. Escurrir y chafar.
En una sartén con un poco de aceite sofreír a fuego bajo el ajo picado, añadir la escalivada deshidratada y las pasas, rehogar todo un poco, añadir a este sofrito las acelgas hervidas junto la patata y también poner la patata que hemos apartado de vaciar las que vamos a rellenar. Salpimientar y poner en cada patata una cucharada generosa del relleno.
Se pueden comer con o sin salsa de yogurt, pero la salsa queda muy buena para acompañarlas.
Mezclar el yogurt con la crema de queso, batir con un tenedor y salpimentar, por último poner un poco de cebollino picado.

IMPRIMIR RECETA

26 comentarios

  1. Una manera de menjar bledes però amb més glamour, jajaj! Les faré!
    Petons,

    ResponderEliminar
  2. Nunca comi acelgas e fiquei curiosa.
    Gostei muito dessa batatas,ficaram excelentes
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  3. La historia de la parejita donde sigue??? para la próxima no??
    De la receta de hoy puedo decirte que es la primera vez en mi vida que me apetece comer acelgas, con eso te lo digo todo, la pinta es espectacular, y con la salsa de yogurt, yo creo que me iba a gustar mucho, si, si.
    Besotes y feliz semana.
    Ettore

    ResponderEliminar
  4. Una receta deliciosa y rica, me gusta por lo sanota que se ve.
    Yo no tengo quién me traiga el periódico por la mañana pues soy la primera en levantarme y siempre, siempre voy corriendo, cachis.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Carai! Tinc bledes, tinc patates, tinc iogurt i formatge crema! Ummmm!! Ja tinc sopar sa i equilibrat després de sortir a córrer! Petonets

    ResponderEliminar
  6. Guau, qué pinta tienen estas patatitas tuyas! Estoy segura de que no podría comer sólo una si me invitases a probarlas ;)

    Muchas gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el relleno de estas patatas y con esa salsita deben estar de vicio. Bss.

    ResponderEliminar
  8. Hola Silvia, qué manera tan chic de presentar éste típico plato, que en casa nos encanta, pero así, a lo bestia, ya me entiendes...jajaja, así que visualmente me parece precioso y una presentación de 10. Un besote y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Una receta deliciosa y un relato incompleto que espero tenga continuación, me encantan los relatos y la buena mesa y en este post además de las dos cosas hay unas preciosas fotos. Un beso

    ResponderEliminar
  10. pues para ser lunes estas inspiradísima¡¡ en el post y el la receta, a veces los ingredientes mas sencillos se convierten en divinos con unos pequeños retoques.
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Una buena receta para empezar la semana con buen pie y compensar los excesos del fin de semana.........
    Te has levantado inspirada hoy, no???

    Bss

    ResponderEliminar
  12. Disfruto mucho visitando tu blog porque es una maravilla las fotos que encuentro, y estas patatitas tienen que estar para chuparse los dedos.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Vistas las acelgas de esta manera, hasta las probaría!! Sabes que no me gustan nada las acelgas?? Pero estas tuyas las probaría. Bss.

    ResponderEliminar
  14. oh que bones! Fent el plat típic de bledes amb patates però transformat en aquesta meravella i amb salsa lleugera i tot!! Fantàstica proposta, Sílvia!

    ResponderEliminar
  15. A mi me gusta la verdura como a ti, cocida con un poco de aliño y basta. Pero a estas acelgas no se les puede decir que no, tienen una pinta irresistible. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  16. La historia me ha encantado :)
    Por cierto yo recuerdo cuando mi abuelo se tomaba su café con leche condensada y dejaba siempre un dedo para que nos los tomásemos mi primo y yo. Yo tendría menos de 5 años, los recuerdos que le quedan a una!
    Esas patatas me encantan aunque acelgas no encuentro siempre en Holanda. Las apunto para probarlas.
    besos

    ResponderEliminar
  17. Con lo tristes que son las acelgas y lo alegres, divertidas, ricas y divinas que las has presentado.
    Un plato de lujo. Gracias

    ResponderEliminar
  18. Nunca he hecho salsas con yogur y ya veo que son un recurso muy bueno! me encantan tus patatas las voy a probar a hacer te lo aseguro!

    ResponderEliminar
  19. Volem el següent capítol de la història Sílvia!!

    Mira que a mi les bledes no em convencen gaire, però presentades així, fas que me les miri d'una altra manera, i que fins i tot m'atreveixi a provar-les!

    Petons, i feliç setmana!

    ResponderEliminar
  20. Qué bonito relato mañanero :).
    Y qué rica receta! Las acelgas no son mi verdura favorita pero últimamente las estoy redescubriendo, desde luego que en una receta como esta son mucho más deliciosas que simplemente hervidas o rehogadas. Y la salsa de yogur me encanta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Impressionants! mai havia vist una manera de menjar bledes tan elegant.
    D'on treus l'escalivada deshidratada?
    petonets

    ResponderEliminar
  22. Una rutina muy bien descrita. Me ha gustado mucho. Por cierto, nunca he visto la escalivada deshidratada pero tiene que ser un inventazo. Las acelgas son una de mis verduras favoritas, así que me ha encantado tu receta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  23. Esa rutina me suena..... solo que los buenos días huelen a café recién hecho en la cabecera de la cama.

    Oye, si siempre me vas a contar una historia como esta como acelgas todos los días, que conste.

    Ahora en serio, me encantan, en tortilla con patatas, pero esa salsa de yogurt nunca se la había puesto. Te la copio!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Silvia, tienes un Blog muy chulo! me quedo por aquí, nos vemos dentro de poco en la quedada GastroBlogger! Un beso

    ResponderEliminar
  25. Oye esa historia engancha! Ademas yo pongo el despertador en dos tiempos. Esas patatas tienen un a pinta riquísima , mmm me las imagino con ina cerveza tostada, que buenas. Por cierto me ha gustado el estilismo de las fotos. Bssss

    ResponderEliminar
  26. Una manera diferente de comer acelgas, te lo copio, bsssssss.sefa

    ResponderEliminar

Si te ha gustado mi receta puedes dejar tu opinión. Cualquier pregunta o duda os la responderé sin nigún problema.
Gracias por pasar por mi cocina.

© Chez Silvia | Theme by Maira G.