Tartiflette.





Ya tenemos el invierno encima, y con el frío llegan los platos potentes que les llamo yo. Mi família en parte entán encantados porqué los fines de semana hacemos fondues de queso, de carne, raclette y la semana pasada tartiflette.

La tartiflette es una receta proveniente de Saboya y Alta Saboya, dos zonas de la región de Rhône-Alpes. Es un plato contundente que lleva patata y queso reblochon, algo fuerte de sabor, si os gusta el queso os encantará, muy cremoso e ideal para hacer esta receta.

Cuando comemos este plato no suelo hacer nada más, como mucho una ensalada o un poco de aperitivo antes y no olvideis acompañarlo de un buen tinto de crianza o un buen blanco afrutado, lo dos vinos enparejan de maravilla. 





Ingredientes: 200gr de bacón ahumado, 3 cebollas, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de vino blanco, 6-7 patatas grandes, 1 queso reblochon unos 300gr, 170 gr de nata liquida,sal, pimienta, romero y aceite.

En una sartén ponemos  un hilo de aceite y sofreímos el beicon hasta que esté dorado. Reservamos.

Cortamos la cebolla finamente y en la misma sartén la salteamos, cuando esté casi pochada añadimos los ajos cortados en láminas finas. Añadimos el vino blanco y lo dejamos evaporar.

Mientras preparamos las patatas las cortamos en rodajas de medio centímetro, y las ponemos en una olla junto al romero, las cubrimos de agua fría y sal. Cuando empiecen a hervir contamos 5 minutos y las sacamos y escurrimos.

Juntamos el beicon con la cebolla, si hay exceso de aceite se escurre. Cortar el queso en rodajas finas, si quereís se puede sacar la piel, yo no lo hago porque me gusta le da consisténcia al plato, eso si debe estar muy fresco.

Cogemos la fuente que vayamos a hornear y ponemos una capa de patatas en el fondo, encima ponemos repartido un poco de cebolla con beicon, ponemos pimienta, otra capa de patatas y otra de cebolla y beicon. Seguidamente añadimos la nata liquída por encima y por último repartimos todos los trozos de queso por la fuente.

La introducimos en el horno precalentado a 200ºC  y la horneamos entre 20 y 30 minuto hasta que se dore por encima.





© Chez Silvia | Theme by Maira G.