Helado de vainilla...bueno buenísimo.....y pupurri de minihelados




Ya tenemos el verano encima, los calores, los ambientes caldeados y
las ganas de " no estar en casa" al menos yo, no tengo aire acondicionado, y alivio mis calores sólo con agua o agua con menta y limón, porque es lo único que quita la sed.

Eso si, me gusta salir a última hora de la tarde o después de la cena a pasear y de vez en cuando me compro un helado, no soy muy exigente en cuanto sabores, de la vainilla, fresa, chocolate y a veces plátano no salgo, siempre en vasito y el pequeño, padezco de migrañas y a según que personas como a mi, el comer helados puede provocar dolor de cabeza, pero a veces pueden más las ganas que padecerlo.



Sorbete de frutos rojos


Helado de fresa



Os traigo un pupurri de helados, el nuevo; el de vainilla, de los mejores que he hecho y comido, lo he hecho con vainilla en pasta, unos tarros que me trajo una amiga de EEUU, sensacionales. Los otros helados ya los tengo publicados el de fresas, os lo recomiendo y el sorbete de frutos rojos, pues que queréis que os diga!!! también delicioso.



Rossi de Sugg-r, nos invita a preparar helados, o sorbetes, polos, pasteles helados, lo que nos guste más, me ha parecido una idea genial, vamos a tener fantásticas recetas y sobre todo, muchas variedades.



Ingredientes para el helado de vainilla: 8 yemas de huevo, 300ml de leche,300ml de nata,120gr de azúcar, 60-80 gr de azúcar invertido (como os guste más o menos dulce), 2-3 cucharadas de pasta de vainilla o 2 vainas de vainilla,600gr de nata una pizca de sal,30 gr de azúcar.


Las cantidades las he puesto dobles, ya que cuando lo hice la primera vez salió para los que somos en casa poca cantidad, tuvo tanto éxito que pensé hacer doble cantidad cuando lo volviera hacer. La receta es una versión de la receta de helado de vainilla de Trotamundos, ya sabéis que como en otras muchas recetas son fielmente seguidora.


La heladera la tengo siempre en el congelador, de esta manera se pueden hacer helados en cualquier momento del día.

Poner al fuego un cazo con la leche, nata y la pasta de vainilla. Si ponéis la vaina, antes la cortáis por el medio, sacar las semillas y poner semillas y vainas en el cazo. Calentar sin dejar que hierva.


En un bol batir las yemas con el azúcar hasta blanquear, a continuación añadir el azúcar invertido y mezclar de nuevo.

Del cazo de la leche sacar la vaina si la hemos puesto y volcar esta crema sobre las yemas sin dejar de remover. Ponemos de nuevo esta crema en el cazo y la llevamos al fuego, dejar que espese sin dejar de remover y sobre todo que no hierva.

Pasar la mezcla a un bol, poner el pellizco de sal, y el azúcar restante, mezclar de nuevo todo bien, tapar y guardar en la nevera unas 4-5 horas, yo los hago de noche y los dejo unas 12h.


Poner la crema en la heladora en marcha y dejar que se vaya haciendo el helado durante 20-30 minutos, guardar en el congelador y ya se puede comer a las 2h si lo vais a comer más tarde, sacarlo una media hora antes de consumir.

Para hacer sin heladora, cuando la crema esté hecha la ponemos en un bol en el congelador a partir de la primera hora, ir mezclando cada 15 minutos para ir rompiendo los cristales que se forman, así quedará más cremoso.






Las frambuesas; las adoro.... las pongo en postres, ensaladas, salsas, guarniciones, mermeladas, en el vino blanco, los gintonics y  a este paso pronto... en el café.




























© Chez Silvia | Theme by Maira G.