Lasaña de calabaza y boletus. Whole Kitchen


En casa no suelo hacer muchas lasañas, y no será que no nos gusta la pasta, pero los niños prefieren todas las que existen antes que la lasaña. Cuando vi que la propuesta de Whole Kitchen era lasaña ya pensé en ingeniármelas para poder hacerla y que nadie protestara.

Estas propuestas mensuales me van muy bien hacerlas en fin de semana que es cuando podemos estar por horarios toda la familia reunida, y también por las cantidades, ya que durante la semana como prácticamente sola.

Mis hijos suelen comer de todo desde pequeños, pero sigo algunas veces con la táctica de no informar o informar poco del contenido de algunas recetas. He experimentado que si digo la verdad  mientras elaboro la receta de entrada ya se niegan a comerla, cuando no doy explicaciones y me dicen, - mami!!! está buenísimo no se que lleva; contesto:- pues me alegra por qué estás comiendo coliflor!!!!... o cualquier cosa que no les guste., pero salgo ganando, me han dicho que estaba bueno, siendo o no coliflor....

Finalmente me decidí por ingredientes seguros en casa, la calabaza, les encanta, pero para acompañarla de algo, encontré en la nevera unos boletus, sólo me quedaba una buena bechamel con queso. Podía correr el riesgo con un ingrediente, los boletus, al chico no le gustan ni en pintura..... de entrada no se lo dije.


Whole Kitchen, en su Propuesta Salada para el mes de marzo, nos invita  a preparar un plato clásico de la cocina italiana: Lasaña.

Ingredientes: 2 paquetes de pasta para lasaña de espinacas, 1 calabaza, 2 cebollas, 1/2 kg de boletus, ajo y perejil, sal, pimienta, 1c.s de licor Amaretto.
Bechamel:  60gr de mantequilla, 110 gr de harina, 900gr de leche entera, 1 c.c de sal, un pellizco de pimienta y otro de nuez moscada, queso emental rallado.

Cortar a dados la calabaza y ponerla en una sartén a sofreír, cuando lleve un cuarto de hora añadir la cebolla cortada a trozos pequeños y acabar de sofreír todo hasta que la calabaza esté blanda. Añadir la cucharada de Amaretto y salpimentamos. A medida que esté casi cocida, la chafamos con un  tenedor.

Limpiar y cortar los boletus, pasarlos por la sartén con aceite un ajo pequeño y  perejil, cocer y reservar.

Cocer las placas de lasaña o ponerlas en agua caliente en el caso que sean precocidas, unos 10 minutos en remojo, ponerlas encima de un trapo límpio.

Hacemos la bechamel, o en la sartén, cociendo primero unos minutos la mantequilla, después añadimos la harina y la tostamos suavemente, añadimos la leche templada poco a poco sin dejar de remover hasta espesar, salpimentar y poner un poco de nuez moscada, al final añadir un  poco de queso emental hasta fundirlo y espesar. También la podemos hacer en la Thermomix: poner en el vaso la mantequilla, programar dos minutos a 100ºC velocidad 2. Añadir la harina y programar 3 minutos 100ºC, velocidad 1.
Añadir el resto de los ingredientes, menos el queso, mezclar 7 segundos a velocidad 7 y programar 10 minutos 100ºC velocidad 4, hasta que espese del todo.

La probamos para saber el punto de sal y añadimos el queso rallado, mezclar 2 minutos sin temperatura a velocidad 3

Pasamos a montar la lasaña: en una fuente o bandeja,  engrasada con mantequilla, poner una capa de pasta para lasaña, encima de cada cuadrado de lasaña, poner un poco de boletus salteados, poner otra capa de pasta, un poco de bechamel y otra capa de pasta de lasaña. Ahora ponemos calabaza salteada, otra capa de pasta de lasaña y un poco de bechamel.
Poner tantas capas de lasaña con boletus y calabaza como nos quepan, acabar napando toda la lasaña con la bechamel restante.

Poner queso y gratinar, yo puse poco queso ya que la prefieren sin gratinar y poner el queso fresco encima.


Al no llevar carne, es una lasaña bastante ligera, aún así fue plato único, un poco de aperitivo antes de comer y otra comida de domingo superada con éxito.


© Chez Silvia | Theme by Maira G.