Crumble de manzana y frutos rojos con cobertura chocolateada


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre, nos invita a preparar un postre clásico británico. Crumble

Todo postre que lleve algo de manzana y mantequilla me vuelve loca, es una mezcla tan especial que llega a emocionarme. Este postre, muy británico, no se queda en segundo lugar, he notado las mismas sensaciones dando a mi paladar una explosión de sabores inigualables.

Mientras se horneaba, mi casa ha quedado impregnada de un dulce aroma a mantequilla que sólo he podido experimentar fuera del ámbito culinario, es unas velas con aroma de manzana y mantequilla que encontré en la tienda Ladurée de Londres.



A la cobertura de esta crumble le he querido dar un toque Chez que me a sorprendido gratamente. Sin olvidar los ingredientes básicos de la cobertura, le he añadido algo más de textura crujiente y aroma de cacao.

Ingredientes: 2 manzanas, 1 paquete de frutos rojos congelados, 5 cucharadas de azúcar de caña. Para la cobertura: 140 gr de harina común, una pizca de sal, 75 gr de mantequilla fría a dados, 50 gr de azúcar de caña, 6 galletas Digestive de chocolate y una cucharada sopera de Colacao.

Precalentamos el horno a 190ºC, y vamos pelando las manzanas,las descorazonamos y cortamos a gajos lo más finos posible. Repartimos los gajos de manzana por toda una fuente refractaria, y encima la manzana repartimos todo el paquete de frutos rojos casi descongelado.
Repartimos por toda la fruta las 4-5 cucharadas de azúcar de caña. Preparamos la cobertura.

En un bol, ponemos la harina con la pizca de sal y la mantequilla fría a dados, vamos juntando con las yemas de los dedos los trozos de mantequilla con la harina hasta formar una migas gruesas, añadimos las galletas trituradas con los dedos y las mezclamos bien con el resto de las migas. Por último añadimos el azúcar restante y la cucharada de Colacao.

Esta mezcla la repartimos encima de toda la fruta cubriéndola bien, aplastamos un poco para sellar bien toda la fuente con ayuda de una cuchara. Hornear unos 30 minutos hasta que la cobertura este dorada.



No me digáis que este postre en una tentación!!!! En casa lo hemos comido que aún estaba templado, la acidez de los frutos pero a la vez dulzor, el zumo convertido en jarabe, el crujiente de la cobertura... y los trocitos que te encuentras de las galletas de chocolate han hecho que durante unos segundos  pasara por encima de nuestra mesa y nuestros platos un silencio sepulcral ...... el sabor de algunos postres es infinito.
© Chez Silvia | Theme by Maira G.